Receta fácil de churrasquitos de cordero a la brasa con salsa de tomate y chimichurri

plat de churrasquitos de cordero a la brasa

Si eres un apasionado de las barbacoas y la carne de cordero, esta receta fácil de churrasquitos de cordero a la brasa con salsa de tomate y chimichurri, te va a encantar. Es muy sencilla porque solo necesitas tres ingredientes y el cordero lo cocinamos por ti nosotros.

Esta receta es una versión de uno de los platos que el cocinero Javier Robles cocinó en el showcooking que Interovic celebró en SIFER, donde mostró la versatilidad del cordero asado para ofrecerlos en casetas de feria, restaurantes y catering.

Los churrasquitos de cordero son la punta del costillar cortado, palito a palito. La carne más pegada al hueso y ¡sí! esa que te comes con las manos. Lo puedes pedir en tu carnicería habitual, pero nosotros te recomendamos que para ahorrar tiempo, te hagas con nuestro costillar de cordero asado que ya está cocinado a baja temperatura y solo tendrás que darle el dorado final. Toma nota de esta receta con la que sorprender a tus familiares y amigos en las barbacoas que vienen.

Ingredientes


  • Tiempo de preparación: 15 minutos + 1 horas de espera.
  • Raciones: 3 personas.

Cómo hacer churrasquitos de cordero a la brasa

  • Mezcla las salsas.

En un bol mezcla la salsa de tomate frito y la salsa chimichurri a partes iguales. La cantidad, la decides tú, pero sé generoso para que la carne se pueda untar bien por todas partes.

  • Macera las costillas.

Saca del envase las costillas de cordero asadas e introdúcelas en la mezcla de las salsas. Deja macerar durante al menos una hora.

  • Calienta en las brasas.

Pon las brasas bien rojas y calienta la carne durante unos 5-7 minutos por cada lado. Al estar cocinada la carne no necesitas más tiempo, solo tienes que dorarla para que quede crujiente por fuera y jugosa por dentro.

  • Corta los churrasquitos.

Corta con una tijera o cuchillo cada palo de las costillas y sirve los churrasquitos para que todos piquen. De un bocado podrán disfrutar de esta deliciosa carne de cordero.

¿Te atreves a probar?

Las propiedades de la carne de cordero

La carne de cordero tiene grandes propiedades nutricionales para el ser humano. Es una fuente de proteínas que contribuyen al aumento y conservación de los músculos, y son necesarias para el crecimiento y desarrollo normal de los huesos en los niños.

Rica en vitamina B3 (niacina), que colabora en mantener el equilibrio químico del sistema nervioso, en la eliminación de toxinas, y también participa en la producción de hormonas esteroideas (como las hormonas sexuales y las relacionadas con el estrés) y en mantener la salud y el buen aspecto de la piel.

Pero además, es fuente de vitaminas B6, importante para el desarrollo normal del cerebro y para mantener saludables el sistema nervioso y el sistema inmunitario. También tiene vitamina B12 que ayuda a mantener sanas las neuronas y los glóbulos sanguíneos, zinc y fósforo

Una carne sostenible

Eligiendo este tipo de carne estamos contribuyendo al mantenimiento de la población rural y permitimos conservar los ecosistemas donde se crían estos animales. Por ejemplo, el Parque Natural Sierra Norte de Sevilla, donde se encuentran las explotaciones de la mayoría de los socios cooperativista de CorSevilla, un entorno privilegiado de dehesas de encinas y alcornoques. Tanto los pequeños ganaderos de ovino como los que forman nuestra cooperativa, como los pastores residen, en su mayoría, en las zonas rurales. Por eso, apostando por la carne de cordero, estamos dando nuestro apoyo y estamos auxiliando a la que ahora llaman ‘España vaciada’.

Pero además, el ganado ovino y caprino limpia los montes ingiriendo unos 2,5 kilos de materia vegetal seca al día por lo que son considerados verdaderos agentes forestales. Si las ovejas y cabras desaparecieran de nuestros campos ¿quién asumiría esta función?

Los beneficios del cordero ya asado

Elegir carne de cordero ya asada es una fabulosa opción porque comes una carne de calidad y no tienes que invertir mucho tiempo en su elaboración. Nuestras piezas de cordero asado se conservan en la nevera y por tanto, prepararlas solo te llevará unos 15-20 minutos que tardas en calentarlas. En CorSevilla te lo ponemos fácil con nuestro cordero asado precocinado en su jugo al horno. Nuestras piezas de cordero y cabrito son cocinadas a baja temperatura durante un mínimo de 8 horas, así tienes la garantía de disfrutar de un cordero tierno y jugoso. Ahora puedes comprar tu cordero asado precocinado online en CorSevilla y sorprender en esa comida o cena tan especial. O bien, en tus barbacoas con estos churrasquitos de cordero a la brasa que hemos preparado para ti. ¿Te atreves a probarlos?

¿Aún no has probado el Cordero Asado de CorSevilla?

una paletilla de cordero asado en Navidad es una excelente opción

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.