El salchichón ibérico: propiedades y cómo podemos tomarlo

ALT+salchichón-ibérico

Cuando hablamos de “ibéricos” nuestro paladar aplaude. Pero, ¿qué sabemos de estos alimentos? Hoy nuestro protagonista será el salchichón ibérico: cómo se hace, cuáles son sus propiedades, cómo tomarlo… Secretos y evidencias de este producto de la dehesa.

Griegos y romanos ya disfrutaban de este embutido al ser una manera sana y apetecible de consumir carne sin necesidad de medios especiales para su conservación. Sus ingredientes principales son: carne magra de cerdo, sal, especias y pimienta en grano. Receta que ha pasado durante siglos de padres a hijos aprovechando un recurso tan nuestro como el cerdo ibérico.

Cómo se elabora

La elaboración recuerda a las fiestas familiares y a tradición en torno a la matanza del cerdo. Los ingredientes mezclados y prensados se introducen en una tripa gruesa de cerdo embutiendo así la carne. Este producto se consume tras unos meses de curación. Así, de forma sencilla y tradicional se elabora este ibérico que llamamos salchichón y que tantos buenos recuerdos nos trae.

Beneficios para la salud del salchichón ibérico

Al ser un producto elaborado a partir de recursos naturales y de calidad, sus beneficios nutricionales son numerosos. Destaca su alto contenido en proteínas y ácidos grasos monoinsaturados. Es un alimento que aporta una gran cantidad de energía, por eso es ideal también para consumir por los más pequeños.  Nos nutre con vitaminas B6 y B12 siendo una fuente natural de hierro y fósforo. En CorSevilla además, ofrecemos un salchichón ibérico sin gluten y sin lactosa, así que es perfecto para las personas alérgicas o intolerantes.

Cómo tomarlo

Un buen salchichón ibérico merece un buen pan artesano. Consumirlo en bocadillos nos devuelve a nuestra infancia pero también a los valores más puros. Un bocadillo de salchichón nos ayuda a reponer fuerzas de forma sana y saludable.

Sin duda, es una estrella de nuestros aperitivos. Acompañado de un vino tinto o fino es el entrante ideal en comidas de familia, fiestas y celebraciones. Su sabor suave pero intenso es la esencia de la dehesa en la que nacen sus materias primas.

Por otra parte, está llamado a formar parte de recetas más innovadoras. Por ejemplo en rellenos de empanadas, o complemento en platos de pasta.

 

Para tomar aquí o allá. Para compartir con amigos o disfrutarlo mientras meditas con una copa de vino. Un producto de la dehesa de ayer y de hoy, pero, sobre todo, también del mañana. Consumir salchichón ibérico es apostar por un sistema de producción sostenible, amigo del medioambiente y conservador de tradiciones y economías rurales. ¿Qué más se puede pedir con tan poco?

 

Nuestra recomendación: 

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.