Los 3 sencillos pasos para disfrutar del mejor cordero asado

pierna de cordero corsevilla

Nace en el corazón de la dehesa en el Parque Natural de la Sierra Norte de Sevilla. Pasa por el mimo tierno del fuego lento durante más de 8 horas. Del campo a casa. Sin gluten. Sin lactosa. Codillo, costillar, paletilla o pierna, elegir el cordero ya asado es siempre un acierto. ¿Qué te queda por hacer antes de disfrutarlo? Hoy te explicamos unos sencillos pasos para poder saborear al máximo este producto de la dehesa ya cocinado.

Las piezas de cordero asado son envasadas en su propio jugo y al vacío. Por lo que al volver de nuevo a alcanzar cierta temperatura la carne desplegará todo su sabor y sus propiedades. Sólo tendrás que preocuparte de seguir unas fáciles instrucciones.

Paso 1

Recibirás el cordero asado envasado al vacío. Así que lo primero que deberás hacer es cortar un extremo de la bolsa y sacar la pieza. ¡Ojo! No te deshagas del aceite del envase, es ideal para verterlo sobre la carne. La hará más jugosa aun.

Paso 2

Dale el último toque al cordero asado. Según el método que uses necesitarás más tiempo o menos. También deberás tener en cuenta el punto deseado.

Lo más común es calentarlo al horno. Precaliéntalo a 220°C y deja la pieza de 20 a 30 minutos. Puede ir abriendo el horno y esparcir algo del jugo sobre la carne, así conseguirás que quede jugosa y a la vez dorada.

También puedes usar la plancha o las brasas de una barbacoa, ambos ideales para el costillar. Déjalo entre 5 y 10 minutos y conseguirás un exquisito asado.

Si te resulta más sencillo usar el microondas, solo tienes que ponerlo en modo grill y dejar la pieza de 5 a 10 minutos.

Si vas a usar la carne para desmenuzarla y acompañar una pasta, una empanada o cualquier otra combinación, tal vez la mejor opción es dejar unos 10 minutos al baño maría. De esta forma, terminarás de cocinar la pieza y seguro que se deshace en tus manos.

Paso 3

Una vez está el cordero asado al punto de cocción deseado, solo nos queda servir acompañado de una guarnición y salsa al gusto. La miel, el romero, o los frutos rojos combinan muy bien con esta carne.

De esta forma tan fácil podrás compartir carne de primera calidad en cenas, barbacoas y celebraciones. En familia, con amigos o en la tranquilidad de una copa de vino.

Y hazlo sin preocupaciones porque, además de ser una carne rica en proteínas, vitaminas y minerales, no contiene gluten ni lactosa siendo recomendada para celíacos e intolerantes a la proteína de la leche.

Elegir cordero asado de CorSevilla es apoyar un ecosistema, quinientas familias, un Parque Natural y la conservación de un medio natural y rural único. Al partir esta carne en tu mesa sentirás la satisfacción del trabajo bien hecho, del compromiso y la sencillez de quien vive para mejorar la vida de los demás. Sentirás la calidad de los productos de nuestro Parque Natural Sierra Norte de Sevilla.

Selección de piezas de cordero asado de CorSevilla:

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.