Cómo cortar el jamón en casa, los trucos definitivos

como cortar jamon

Comprar un jamón siempre es una buena decisión. Y si puedes elegir uno de los jamones certificados de CorSevilla será un acierto seguro. Pero, ¿qué hacemos cuando ya tenemos esta joya ibérica? ¿Cómo cortar el jamón en casa? ¿Qué tengo que tener en cuenta? ¿Qué nos hace falta? Esta vez no será lo de siempre, y gracias a estos consejos y un poco de pericia, disfrutarás cortando tu propio jamón.

Primero, la elección

El jamón ibérico se clasifica en cuatro categorías según su producción. Estas cuatro etiquetas son:

Etiqueta negra: Jamón de bellota ibérico 100% raza ibérica.

Etiqueta roja: Jamón de bellota ibérico.

Etiqueta verde: Jamón de cebo campo ibérico

Etiqueta blanca: Jamón de cebo ibérico.

En este enlace te resumimos lo que necesitas saber antes de comprar un jamón ibérico.

¿Qué necesitas?

Necesitarás tres herramientas básicas: un soporte estable para el jamón ibérico, un cuchillo jamonero y un cuchillo firme y con punta para retirar la grasa.  Es importante diferenciar el uso de estos cuchillos porque, como en casi todo, usando las mejores herramientas conseguirás el mejor resultado. Ya te tocará elegir a ti.

¿Cómo colocamos el jamón en el soporte?

Pezuña arriba o pezuña abajo. Muchos conflictos en la mesa antes de empezar la maniobra. Hoy te damos la respuesta definitiva: depende de cuánto tiempo tardes en consumirlo. Si lo vas a gastar en pocos días, pezuña arriba. Si lo vas a gastar durante semanas, pezuña abajo. Y la razón es consumir la parte más curada del jamón (zona de la babilla) antes de que pueda secarse más. Si lo colocas con la pezuña arriba y luego no lo consumes tan pronto como pensabas, no te preocupes. Si se seca puedes aprovecharlo para la cocina…ya sabes, ¡del cerdo hasta los andares!

¿Cómo empezamos a cortar?

Una vez que has decidido por qué parte empezar, vamos a ver el cómo. Con el cuchillo corto y firme vamos a ir retirando la corteza del jamón. Hasta llegar a la carne. Una vez descubierto mantenemos el corte recto intentando sacar lonchas del doble de ancho del cuchillo. Finas para saborear el jugo del sabor a ibérico.  Es conveniente templar el plato en el que pondrás el jamón con el fin de que las lonchas se adapten a la temperatura y muestren sus propiedades organolépticas.

¿Y una vez abierto?

Una vez abierto mantén el jamón ibérico en una zona fresca y seca. Sin exposición al sol. No olvides cubrir la parte del corte: con film o con la grasa que hemos retirado. No se aconseja cubrirlo con la grasa amarilla. Lo ideal es tapar el jamón con papel o un paño de tela.

Sin duda, lo mejor de todo es compartirlo. Saber que sobre la mesa estás poniendo un producto de calidad, artesanal y comprometido con el desarrollo sostenible. El sabor de lo de siempre. De lo bien hecho, de la entrega diaria y de lo mejor de la dehesa. En CorSevilla te ofrecemos jamones ibéricos que te harán volver a la infancia con los pies en la tierra. Lo mejor de nuestra ganadería extensiva como verdadera seña de identidad. ¿Quieres sentir nuestro jamón ibérico? Descúbrelos aquí.

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.