Caña de lomo de bellota ibérica: qué es, beneficios y cómo disfrutarla

caña de lomo bellota

En los embutidos ibéricos, como en la vida, cada cual tiene su sino. La caña de lomo de bellota ibérica tiene la misión de resumirnos en un bocado la vida de la dehesa. Luce en nuestra mesa con invitados, en una charla entre dos y en el picoteo de uno solo. Una rodaja de artesanía, calidad y beneficios para nuestra salud. Quédate en estas líneas y descubre lo que no sabes de la caña de lomo de bellota ibérica.

¿Qué es la caña de lomo de bellota ibérica?

La caña de lomo nace a partir del lomo del cerdo ibérico. Cerdo ibérico nacido y criado en la dehesa y alimentado de bellotas.  Del lomo del cerdo ibérico se extrae una pieza tratando evitar la mayor grasa posible. Durante los primeros días macerará en salmuera.

Luego, de forma artesanal, se adoba con pimentón de la vera y sal. Para que este paso impregne la pieza serán necesarias unas 24 o 48 horas. Una vez embutida la pieza pasa al proceso de curado. Aquí puede estar unos tres meses en secaderos naturales. ¡Sin más!

Beneficios

La caña de lomo ibérica de bellota es una de las piezas de ibéricos con mayor aporte de proteína al contar con menos grasa en su composición. Por tanto, estimula el desarrollo muscular. Contiene un alto valor en vitaminas como la B1 y la B3. Contribuye a mejorar el sistema circulatorio y ayuda a aliviar el estrés. ¡Es para comérsela!

Cómo tomarla

Para disfrutar de la caña de lomo ibérica de bellota y todas sus cualidades organolépticas debe conservarse en un lugar fresco y seco. Es recomendable sacarla del envase unas horas antes de empezar a consumir.  Entre 20º y 25º es la temperatura óptima para su consumo.

El corte, la presentación y unas gotitas de aceite de oliva virgen extra. Un pan de pueblo y un buen vino tinto de la sierra. ¡Ya se hace la boca agua!

En CorSevilla producimos una caña de lomo ibérica de bellota 50% raza ibérica. En el corazón del Parque Natural de la Sierra Norte de Sevilla estos cerdos se alimentan de bellotas de encinas y alcornoques curtiendo sus carnes entre montes adehesados. Tras un proceso artesanal llega a tus manos un producto de quilómetro cero con el sabor de siempre. Una oportunidad de seguir apostando por la rueda que mueve el mundo rural: la ganadería extensiva. Así de sencillo es formar parte de un desarrollo sostenible, ¡a un bocado de ti!

 

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.