El origen y la historia del queso de cabra, conócelo

Queso-de-cabra-origen-historia

El queso de cabra, por suerte, forma parte de nuestra vida y nuestras costumbres. Con él en nuestra mesa compartimos sabores, aromas y momentos. Pero, ¿desde cuándo? ¿Por qué el humano empezó a producir queso de cabra? La Historia nos da la clave de lo que somos y cómo somos. Pero, ¿nos dará la clave de qué comemos y cómo lo comemos? Si quieres saciar también tu curiosidad te traemos pinceladas de Historia que te harán mirar de otra manera nuestro queso de cabra.

¿Cómo surge?

El queso surge como forma de conservar la leche. La leche es producto perecedero. ¿Imaginas conservarla sin nevera ni técnicas de pasteurización? Pues sí, el queso era la mejor manera de tomar la leche que no se podía consumir en el momento de ordeñarla. Además, así surgía un alimento que se podía transportar y aguantaba las duras condiciones de vida de entonces.

¿Cuándo nace el queso de cabra?

Hay estudios que datan el queso de cabra en el año 7.000 antes de Cristo. Seguramente asociado al abandono de la vida nómada y al nacimiento de la ganadería y la agricultura más parecida a como la conocemos hoy.

¿Por qué con leche de cabra?

Aunque no nos lo parezca, la cabra ha acompañado al hombre siendo uno de sus principales recursos alimenticios. Este animal proporcionaba (y proporciona): carne, leche, piel para prendas y utensilios y pelo. Sí, hasta el pelo se aprovechaba (y se aprovecha) para pinceles, por ejemplo. Además, se ha adaptado al medio con facilidad y todos tenemos en mente los lugares ideales para su supervivencia. Sí, como nuestras dehesas y nuestro Parque Natural Sierra Norte.

Desde hace milenios el hombre ha evolucionado sin abandonar el queso de cabra, que tantos sinsabores le ha quitado. Romanos y griegos disfrutaron del queso como manjar. Muestra de ello son las herramientas que se conservan en museos arqueológicos. Y qué mejor ejemplo de eso de “lo bueno debe durar siempre”.

En CorSevilla sabemos que lo bueno debe durar siempre. Y por ello, seguimos produciendo leche de cabra como desde hace milenios, pero con la tecnología de nuestros tiempos. Seguimos poniendo en muchas mesas un queso de cabra elaborado de forma tradicional adaptado a las necesidades de nuestra sociedad.

Apostamos por lo bueno, lo nuestro y lo mejor. Por seguir llenando nuestros campos de vida y los paladares de emociones. Contra viento y marea la unión entre tradición e innovación llevan el mejor queso de cabra a tu mesa. Y tú, ¿quieres seguir haciendo historia con el queso de cabra de CorSevilla?

 

Conoce AQUÍ nuestros quesos de cabra artesanos.

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.