Nutriscore: ¿Aceite de oliva y jamón o cereales de chocolate?

Nutriscore Jamon

¿Cómo explicarías a tus hijos que comer cereales con chocolate es más sano que comer jamón ibérico? No, no lo harías porque sabes que no es cierto. Seguramente has escuchado hablar durante las últimas semanas de Nutriscore. Pero, ¿qué es Nustriscore? ¿En qué nos beneficia o nos perjudica? ¿Podrían aprovecharlo las grandes marcas para relanzar sus productos tradicionalmente poco recomendados? Aquí te traemos algunas respuestas que te ayudarán a entender la polémica y a querer aún más a nuestros productos tradicionales.

¿Qué es Nutriscore?

Se trata de un sistema de etiquetado nutricional frontal de los productos alimentarios que persigue que los consumidores podamos valorar de manera clara la calidad nutricional del alimento. Tan clara como la aplicación de un semáforo de cinco colores bajo las letras A, B, C, D, y E. Verde (A), alimento saludable. Rojo (E), alimento poco recomendado. El sistema fue estudiado en Oxford y aprobado en Francia en 2017.

¿Cómo funciona?

Nutriscore funciona por un algoritmo que califica los porcentajes nutricionales de cada alimento. En ese algoritmo no diferencia la proteína procedente de un embutido o la proteína procedente de un producto de bollería ultra procesado.

¿Por qué ha saltado la polémica?

Este algoritmo, al medir solo los porcentajes sin diferenciar entre alimentos, ha calificado de pocos saludables productos bandera de nuestra dieta mediterránea: aceite de oliva, jamón, ibéricos, queso… Para que te hagas una idea, productos como los cereales de chocolate procesados obtienen una mejor calificación que el jamón o el aceite de oliva.

En defensa de lo nuestro: salud y tradición

Los sectores productores afectados no solo mantienen miles de empleos a nivel nacional, sino que ponen en el mercado productos de primera calidad avalados por centenas de estudios científicos. Todos han pedido explicaciones al Ministerio de Consumo que, por un lado defiende la dieta mediterránea, y por otro, permite que alimentos como el aceite de oliva o el jamón sean etiquetados como poco saludables.

A final de año Nutriscore se pondrá en marcha en España, según previsiones del Gobierno, y, a día de hoy, solo ha salvado al aceite de oliva de esta ilógica clasificación.

¿Qué puedes hacer como consumidor?

Sentido común. Desconfía de lo que no te parezca lógico. Ten en cuenta que muchas grandes marcas pueden modificar sus números en los porcentajes de los valores nutricionales para que el algoritmo de Nutriscore les dé una buena calificación. Siempre quien te quiere ha guardado en la alacena lo mejor para compartir contigo. ¿Qué encontrabas al abrir la alacena de tu abuela? ¿Cereales de chocolate? No. Aceite, jamón, embutidos, queso… Nuestra dieta mediterránea no entiende de algoritmos. ¡Hazla tuya como siempre! Con CorSevilla de la mano.

 

Foto: SinAzucar.org.

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.