Cordero, su madre y el refranero

cordero y refranes

Alguna vez te has acordado de la madre del cordero sin saber porqué. Pero lo has hecho y con todos tus sentidos. Y es que así son los refranes y dichos populares.  Tan nuestros y tan presentes en nuestras vidas que nos ayudan a ponerle palabras a emociones y situaciones diarias. Como el cordero, tan nuestro y tan presente durante milenios que ha impregnado multitud de refranes que hoy usamos, como hace siglos. ¿Cuántos refranes que aluden al cordero conoces? ¿Los usas para dar consejos? Hoy te traemos una pizca de la sabiduría popular que ha tomado el cordero como ejemplo.

La salud y el cordero

Nuestra cultura y tradiciones, incluso religiones, hacen hueco y dan un lugar privilegiado al cordero. Son muchos los refranes que, con el cordero como eje, han llegado a nuestros días como consejos para mantener la buena salud. Aquí tienes algunos ejemplos.

Levántate con el cordero y acuéstate con la calandria, y vivirás vida larga

Es decir, si te levantas temprano y acuestas temprano, el buen descanso garantizará tu salud.

Si tienes ganas de morir cena cordero asado y échate a dormir.

¿Dirás que no has aprendido este refrán a la primera? Hace alusión a que debemos evitar las cenas copiosas antes de dormir.

Cuando está gordo el cordero, lo llevan al matadero

Nos recuerda que el sobrepeso puede ser la antesala de la falta de salud.

Amistad y cordero

En la infinidad de dichos populares encontramos verdades y sentencias sobre comportamientos humanos y sus relaciones. Aquí el cordero también ha sido un gran aliado para dejarnos consejos a tener en cuenta. Mira:

A cordero extraño, no agasajes en tu rebaño

Nos viene a decir que antes de confiar ciegamente en una persona extraña mejor esperar a conocer sus hechos.

Ni amigo reconciliado, ni cordero dos veces asado.

Se puede interpretar que la confianza una vez rota es difícil reponer. Igual que el sabor de una carne recién asada.

La oveja mansa, cada cordero la mama

Se aconseja no siempre ser “manso” y aprender a defendernos ante abusos.

 

Puede que aquí hayas encontrado a la madre del cordero. Los dichos populares en muchas ocasiones tienen más de una interpretación. Como el cordero en nuestra vida. La presencia de esa especie protege nuestros campos, mueve nuestra economía, alimenta nuestras tradiciones, da sentido al mundo rural y, por si fuera poco, nos ayuda a mantener una buena salud. En CorSevilla lo hemos entendido.  Y por ello, mimamos cada día a nuestros corderos en el Parque Natural Sierra Norte de Sevilla. Y recuerda: de la mar el mero, ¡y de la tierra el cordero!

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.