Cómo preparar una tabla de quesos para sorprender

tabla-quesos

Vienen momentos de compartir, de reencuentros y también de quesos. Sí, de quesos. Porque tú y los tuyos sois tan queseros como amantes de los ratos libres. Y es que el queso, por su variedad, ofrece una posibilidad para cada ocasión y gusto. ¡Da tantas oportunidades de no caer en la monotonía! Una de esas posibilidades de innovar y degustar el queso de otra forma son las tablas de queso. Vale, puede servir cualquiera, pero hoy te vamos a dar unos trucos para que tu tabla sea única. Como el momento en el que la compartes. ¡Toma nota!

La tabla

Por obvio que parezca, el plato o lugar donde montemos la tabla también importa. Si es de madera, agradable a la vista y limpia, mejor. Pero también pueden valer otras opciones, como platos llanos de pizzarra.

¿Cuántos y qué quesos elijo?

Para montar una tabla tienes que tener en cuenta que no es una tapa. Es un plato con protagonismo que puede ser entrante o postre. Lo ideal es contar con al menos 4 variedades de quesos: diferentes texturas, intensidades, aromas…

Hoy, desde CorSevilla te damos 5 quesos para sorprender con una tabla única. Ahí van: Rulo de cabra, Cremas de queso de cabra para untar, Queso curado de cabra al romero, Queso curado de cabra al pimentón y Queso curado de cabra Gran Reserva.

Importante, cortar bien el queso

Ya, que ya lo sabías. Pero cada queso requiere un corte diferente sobre todo por su textura. Se recomienda sacar de la nevera con al menos una hora de antelación los quesos que hayas elegido para que recuperen su características organolépticas.

Si vas a compartir la tabla como entrante con más protagonismo en el menú, cortar unos 200 gramos de cada uno puede ser la cantidad adecuada. Claro, solo tú sabes cómo son de queseros tus invitados.

¿Qué podemos añadir a la tabla además del queso?

Las tablas de queso están pensadas para disfrutar de la mezcla de sabores, texturas, aromas… No tengas miedo a probar. Te damos algunas ideas con las que acompañar tus quesos en la tabla: frutos secos (avellanas, nueces…), fruta (uvas, frambuesas…), mermeladas (pimiento, naranja…), carne de membrillo…

La calidad, el toque principal de una buena tabla de quesos

Aquí también la calidad marca la diferencia. Cuida cada detalle. Si vas a poner picos o regañás, si son artesanas mejor. Igual el pan, las mermeladas…y los quesos. Apuesta por productos de cercanía: menor huella más sabor.

En CorSevilla elaboramos una gran variedad de quesos de cabra con la mejor materia prima. Cabras de raza florida nacidas y criadas en lo mejor de la dehesa del Parque Natural de la Sierra Norte de Sevilla. Un suspiro a cada amanecer para que en tu mesa no falte los mejores productos artesanales de nuestra tierra. ¿Hay algo mejor para compartir en una tabla de quesos que el corazón de tu entorno?

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.