5 consejos para disfrutar del queso a tope

quesos-sobre-tabla-madera

Queso. Para entender cómo disfrutar del queso basta con entender cómo disfrutar la vida. ¡Nada más y nada menos! Hay momentos más amargos, más tiernos, más esperados y totalmente inesperados. Instantes llenos de dulzura o con un punto agridulce. En verde, en blanco y con mil matices. Para celebrar con cerveza u olvidar con vino. En el queso, como en la vida, cada cual encuentra su secreto de la felicidad. Pero hoy te contamos 5 consejos para disfrutar a tope del queso.

El queso es esa persona que te gustaría tener cerca en cada momento. Pero, ¿no crees que puede ser así? Pues sí, hay queso para cada gran ocasión. Quesos de vaca, oveja o de cabra. Frescos o curados. Un cómplice de celebración y de instantes de reflexión.

En tu momento preferido: desayuno, postre o merienda

El queso es tan versátil que se adapta a todos los gustos. Desayuno, postre o merienda. En el desayuno es ideal para tomar en tostadas a primera hora del día. Fuente natural de proteínas es el amigo perfecto de frutas como el aguacate o la fresa. Sí, hablamos del queso fresco. Recomendado en dietas de adelgazamiento guiadas por nutricionistas. Pero si te agobian un poco menos las calorías o te levantas sabiendo que consumirás esa energía, ¿te atreverías con unas porciones de queso curado en tu desayuno? Queso curado en taquitos o en corte fino, unas gotas de aceite de oliva, pan de pueblo y tomate natural. ¡Mmm! ¡Qué manera de empezar el día!

Disfrutar del queso con vino pero… ¿blanco o tinto?

Sí, es uno de los grandes dilemas de nuestras reuniones y celebraciones. En nuestra cultura disfrutamos de vinos de calidad con siglos de historia. Y también de quesos de calidad con siglos de historia. Nuestras tradiciones y generaciones anteriores nos han dejado el placer de abrir boca con una porción de queso y de una copa de vino. Pero, ¿qué queso y qué vino elegir?

Aquí, como en la vida guiarse por los colores puede ayudarte. Lo más recomendado es tomar vino blanco con quesos frescos o más suaves. Y los vinos tintos con más personalidad acompañarlos del queso curado o más intenso. Sí, es verdad que no es una regla que nadie se pueda saltar, pero ya sabemos, para gustos…colores. Si quieres disfrutar del queso, pruébalo con vinos de la Sierra Norte de Sevilla, pásate por nuestra Despensa aquí.

Comer queso con pan o sin pan

Si eres un amante del queso este apartado lo leerás rápido. Porque de las dos maneras son tus preferidas. Hay quesos frescos, curados y hasta para untar. ¿No vamos a hablar de pan? Pan, picos, regañás…cualquier de las opciones son válidas si son de calidad. Apuesta por lo artesano y por productos de proximidad. El pan de cada día debe ayudarnos a disfrutar de nuestra buena salud. ¿Y el queso?

El queso da valor a nuestro pan de cada día. Pan blanco con cereales para queso fresco. Integral para quesos curados. Regañás o picos para cremas o quesos para untar. Aquí el orden de los factores solo puede enriquecer el resultado. Y sí, un queso de calidad no necesita compañía para hacernos feliz. Un buen corte y a saborear. Nada mejor para abrir el aperitivo o cerrar una buena comida.

El queso de cabra, elegir con criterio

Como ya hemos citado tenemos quesos de vaca, de cabra o de oveja. Esto depende, como imaginas de la leche con la que se realice cada cual. Y esta materia prima marca también las características y propiedades esenciales de cada queso. Entre estos quesos se encuentran diferentes proporciones de grasas siendo algunos más fáciles de digerir que otros. En CorSevilla somos expertos en el queso de cabra, así que te daremos solo unas cuántas razones para que de aquí salga tu queso favorito.

El queso de cabra contiene menos grasas saturadas siendo más recomendable para dietas bajas en calorías. Por su composición es un alimento con alto valor en vitaminas naturales: vitamina A, vitamina D y vitamina K, entre otras. Aporta minerales como el calcio, el magnesio y el fósforo. De cada 100 gramos aproximadamente 22 son proteínas.

Al ser un queso con menos grasas saturadas el queso de cabra facilita su digestión. Y estas propiedades enumeradas y otras más hacen que este alimento sea probiótico o prebiótico. Esto se traduce en que es un alimento que aporta grandes beneficios a nuestro organismo y que, por otra parte, favorece el desarrollo de la flora intestinal. ¿No es para hacerle hueco en nuestro día a día?

Saber qué queso CorSevilla es tu preferido

Sí, esto también es por tu bien. Ya hemos entendido que tenemos un queso para cada momento. Pero afinando un poco más podemos decirte que hay un queso CorSevilla para cada momento. Y es que no te mentimos. Comienza el día con queso de cabra fresco con o sin lactosa y sin gluten. El blanco de su materia prima dará claridad a tu día.

A media mañana, cuando el cuerpo pide vida, prueba uno de estos quesos: queso curado de cabra al romero, queso curado de leche cruda o queso curado de cabra al pimentón. Toma una pequeña porción con una fruta. A media tarde, en la hora sabrosa de la merienda, atrévete con las cremas de queso de cabra para untar. En una tostada de pan integral unta tu crema preferida: crema de sabor tradicional, crema de queso con pasas o crema de queso con lomo ibérico.

Y en la cena, cuando ya has cumplido las tareas y dado lo mejor de ti, ¿no es momento de un pequeño capricho? Sí, pero sano. Prepara una buena ensalada y pruébala con taquitos de queso curado de cabra en aceite de oliva Virgen Extra. Y si quieres que tu cena protagonista sea una pizza artesana no dejes atrás unas porciones de queso de rulo de cabra.

En CorSevilla sabemos que el gran secreto para disfrutar del queso es apostar por un producto artesano, de calidad y elaborado con la mejor materia prima. Desde nuestra cooperativa trabajamos cada amanecer por poner en tu mesa, y en tu vida, quesos con calidad certificada para ti y los tuyos. A solo un clic o en tu mercado de confianza. Y tú, ¿qué consejo darías para disfrutar del queso a tope?

Déjate sorprender por el sabor natural de nuestros quesos de cabra.

quesos de cabra curados corsevilla

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.