¿Qué hacer si te encuentras con un animal silvestre herido o muerto?

ciervo-jabalí-enfermedad-muerto

¿Podemos darle de comer a un animal silvestre herido que nos encontramos en el campo? ¿Cómo debemos actuar si está muerto? ¿A quién debemos llamar? ¿Y si he colisionado con él en un accidente de tráfico?

El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación ha publicado la ‘Guía de vigilancia sanitaria de fauna silvestre’. Este documento tiene como objetivo asegurar la detección temprana de las principales enfermedades que pueden afectar a la fauna silvestre.

Está destinada a todas las personas que, por su actividad profesional o su afición, estén en contacto con el campo. Cazadores, agentes forestales y de medio ambiente, agricultores y ganaderos, aficionados a las aves, micólogos, senderistas, y aficionados a la naturaleza en general pueden estar interesados en esta guía.

El contenido es muy interesante, y por eso vamos a tratarlo en dos post diferentes en el Blog de CorSevilla. En este que hoy nos ocupa trataremos de saber cómo debemos actuar cuando nos encontramos un animal silvestre enfermo, herido o muerto. Más adelante conoceremos las principales enfermedades que pueden sufrir y las recomendaciones para evitar problemas sanitarios.

¿Cómo actuar ante un animal silvestre enfermo o herido?

Antes de empezar con los consejos, es necesario saber que los centros de recuperación de fauna y algunas entidades sin ánimo de lucro se ocupan de rehabilitar los individuos de fauna silvestre que ingresan en sus instalaciones, para su eventual devolución al medio natural. Aquí puedes conocer los Centros de Recuperación de Especies Amenazadas de Andalucía (CREA).

Además, muchas especies de fauna silvestre y, en especial, todas las rapaces están protegidas por la ley y tenerlas en casa sin previa autorización constituye un delito. Si el animal que ingresa en un centro de recuperación presenta algún signo que haga sospechar de alguna de las enfermedades relevantes, serán sus responsables quienes alerten a los servicios veterinarios oficiales inmediatamente.

Ahora sí, ¿qué debemos hacer si nos encontramos un animal silvestre enfermo o herido?

– Siempre conviene protegerse las manos al capturar o manipular un animal, por ejemplo, mediante guantes o paños. En caso de lesiones, hay que desinfectar la herida y consultar a un médico.

– Como norma general, es preferible dejar las crías de animales silvestres en el campo, sin tocarlas: sus progenitores se ocupan de ellas. Quien los encuentra puede pensar que se trata de un animal enfermo o huérfano, pero seguramente se trata de una situación normal.

– En el caso de un ave silvestre, especialmente las rapaces, cigüeñas, etc., es importante tratar de cubrir el ave con una manta o toalla para taparle la vista. Recogerlo desde la espalda sujetando primero las garras y, en el caso de garzas, cigüeñas y buitres, la cabeza. Mantener al animal en una caja de cartón, a oscuras y alejado de las personas. Alertar lo antes posible al centro de recuperación, el SEPRONA o las autoridades. No debe comer o beber, pues podría regurgitar y aspirar trozos de comida durante el traslado.

¿Qué hacer si encontramos un animal silvestre muerto?

Las recomendaciones que enumeramos a continuación están indicadas si se da alguna de las siguientes circunstancias: se han encontrado varios cadáveres, se trata de un cadáver fresco, o bien, el hallazgo se encuentra cerca de una carretera. Si está ante una o varias de estas circunstancias, este es el protocolo de actuación:

Informar a la autoridad veterinaria competente con una indicación precisa de la ubicación del cadáver. Ellos decidirán los exámenes necesarios y demás actuaciones para tratar de averiguar la causa de la muerte. Es necesario confirmar o descartar que la causa haya sido un agente patógeno capaz de afectar a personas y animales de forma grave.

Evitar manipular el cadáver a no ser que se trate de una especie de pequeño tamaño y se disponga de guantes, bolsas y otros elementos que aseguren un manejo seguro.

– Si conoce el sistema de notificaciones específicamente desarrollado por la comunidad autónoma donde se haya realizado el hallazgo para emergencias de este tipo, utilice éste en primera instancia, o si no actúe como se establece a continuación.

– Si encuentra algún agente forestal o de medio ambiente, guarda, etc., trasládele inmediatamente la información sobre el hallazgo y la localización más exacta posible.

– Si no ha podido comunicarlo en persona a alguno de los agentes antes mencionados contacte por favor con el teléfono 112 y pida que le pasen con el SEPRONA indicando la razón de su llamada.

– Describa exactamente el lugar del descubrimiento y aporte su número de teléfono para consultas.

– Tome varias fotografías del cadáver y de su entorno inmediato.

Localice el lugar del hallazgo mediante la utilidad GPS de su teléfono móvil (por ejemplo, enviando la ubicación mediante WhatsApp).

– Identifique el sitio marcando la vegetación con algún material llamativo, por ejemplo con una cinta de color blanco o vivo.

¿Y si el animal ha fallecido porque ha sufrido un accidente de tráfico?

Avisar al 112 e indicar el punto kilométrico del accidente advirtiendo de la existencia o no de personas heridas.

– Es necesario mantenerse alejado del animal porque todavía puede estar vivo o podría estar enfermo.

– Si el animal muerto obstaculiza el tráfico o supone un peligro para el tráfico rodado, y si no se aprecian señales de vida, puede ser aconsejable arrastrarlo al arcén pero siempre utilizando guantes u otra protección.

– Es recomendable usar fotografías del lugar del accidente, del cadáver y del vehículo dañado.

La guía hace hincapié en que, ante la situación de emergencia de la peste porcina africana en el centro y este de Europa, se debe prestar especial atención al hallazgo de jabalíes muertos o moribundos. En todo caso, si tiene duda es mejor que se comunique el hallazgo a las autoridades, que serán los que decidan en última instancia sobre la gravedad del caso y tomarán las medidas oportunas en caso necesario.

En próximos post de este blog conoceremos las principales enfermedades que pueden sufrir la fauna silvestre y las recomendaciones para evitar problemas sanitarios.

 

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *